TRADUTOR

domingo, 4 de novembro de 2018

MARCHA MIGRATÓRIA RUMO AOS EUA

"¡Los migrantes no son criminales, somos trabajadores internacionales!"
¡Trabajadores del mundo uníos por sobre las fronteras en contra los tiranos del capital y el imperialista Trump! ¡Por la defensa del derecho democrático de trasladarse de un territorio a otro!

Reproduzimos em seu original castellano o artigo da Tendência Militante Bolchevique da Argentina, organização irmã da FCT.

Aumenta y avanza a cada minuto la marcha de inmigrantes centroamericanos hacia la frontera de Estados Unidos. La crisis migratoria es una consecuencia del empobrecimiento de los pueblos oprimidos del continente por los golpes e intervenciones imperialistas que impone la barbarie.


Venciendo todos los obstáculos xenófobos y racistas impuestos por los gobiernos locales y los aparatos policiales represivos títeres de EEUU la marcha salió de Honduras y entró en territorio mexicano.A su vez, Trump, anunció que hasta 15.000 militares funcionan desplegados en la frontera de EEUU con México para disparar contra la caravana de migrantes, un contingente de tropas con mil soldados más que de los 14 mil que ocupan ahora Afganistán.

Respondiendo a un reportero acerca de cómo responderían los militares si los migrantes, muchos de los cuales son mujeres y niños, lanzan piedras, Trump dice:

Consideraremos eso un arma de fuego. Veremos eso de la forma más drástica posible porque están lanzando piedras brutalmente y con violencia. No vamos a aguantar eso. Quieren tirarles piedras a nuestros militares, nuestros militares lucharán de vuelta. Les dije que lo consideraran un rifle. Cuando lancen piedras, como hicieron con el ejército y la policía de México, dije, consideren eso un rifle.
El presidente norteamericano dice a través de su cuenta oficial de Twitter contra los migrantes;
Muchos pandilleros y algunas personas muy malas se mezclan en la caravana que se dirige a nuestra frontera sur. Por favor, regrese, usted no será admitido en los Estados Unidos a menos que usted pase por el proceso legal. ¡Esta es una invasión a nuestro país y nuestro ejército te está esperando! (fuente)
Respondiendo a las amenazas de Trump y a los ataques de la policía mexicana y guatemalteca, la marcha canta: "¡Los migrantes no son criminales, somos trabajadores internacionales!" y siguen adelante.

El sábado, 27/10, los cerca de 2 mil migrantes que cruzaron la frontera de Guatemala a México votaron, levantando las manos, a favor de continuar la marcha hacia la frontera estadounidense. Durante la noche, ese número se elevó a 5 mil. La última cuenta anunciaba siete mil personas entre hombres, mujeres y niños de la clase trabajadora. Ellos continuaron caminando hacia la ciudad mexicana de Tapachula, en una caravana de aproximadamente 1,5 kilómetros de extensión. Aún no se sabe de dónde vinieron las personas adicionales que se unieron a la marcha. Los migrantes, la mayoría procedente de Honduras, entraron en México ilegalmente cruzando el río Suchiate, en la frontera con Guatemala, a nado o en barcos improvisados.

La marcha histórica iniciada por los hondureños es una caminata victoriosa. En Estados Unidos, crece el movimiento de apoyo a los inmigrantes con manifestaciones en varias ciudades. Mientras Trump estimula la xenofobia para ganar las elecciones parlamentarias de medio de mandato en Estados Unidos, marcadas para el 6 de noviembre. Incluso, amenaza abolir hasta la ciudadanía por nacimiento de hijos de imigrantes, ampliar subsidios a los países títeres para la contención de los migrantes y la construcción de una red de ciudades, en realidad campos de concentración para detención indefinida de ilegales en EUA, para albergar una expansión masiva de detenidos. En un mitin en Elko, en el estado de Nevada, el presidente dijo el sábado: "Los demócratas quieren caravanas, les gustan las caravanas, muchas personas dicen" me pregunto ¿quién comenzó esa caravana?

A pesar de que Trump cretinamente ponga sospechas de que la marcha migratoria es sólo una creación de los demócratas para desgastarlo, marchas y olas migratorias de masas ha sido constantes de África y Oriente próximo hacia Europa en los últimos años.

Además la política anti-inmigración de Trump ya fue precedida por Obama, estando Hilary Clinton en la secretaria de estado.

Como señalamos en su momento “Por detrás de su discurso “pro inmigrantes” Obama fue el presidente que más expulso extranjeros en los últimos 30 años.”

Una revisión hecha por la Univisión Noticias de los números de deportaciones registradas en los últimos 30 años demuestra que el presidente Barack Obama es el mandatario que más gente expulso del país en las últimas décadas, más que Reagan, Bush padre, Clinton o Bush hijo. Según los datos publicados por el departamento de Seguridad Nacional (DHS), entre los años fiscales de 2009 y 2015, el número de deportados fue de 2.571.860 (fuente)

El socialismo tiene como principio básico el internacionalismo proletario, a la lucha contra el capital por un mundo con fronteras abiertas. Todavía, el senador demócrata Bernie Sanders, autoproclamado socialista, no defiende ninguna de esas posiciones cuando se trata de inmigración (fuente)

De hecho, en la campaña electoral parlamentaria Sanders y la mayoría demócrata hacen silencio acerca de la crisis migratoria y la multitudinaria caravana. Y más, Sanders aprovechó para disparar en contra Trump de forma reaccionaria por la orientación rusofóbica y belicosa típica de Hillary y los Demócratas: Trump viene siendo más duro con los niños inmigrantes de que con Putin. (fuente)

Queda claro que lo que mueve a Sanders, su principal preocupación, es reivindicar mano dura contra Rusia y no una política socialista para los migrantes.

Hasta la elección de de Andres Manuel Lopez Obrador (AMLO), la policía do México era apenas una extensión colonial-cipaya de las policías de los EUA.

AMLO demostró una posición formalmente amistosa con los migrantes. Pero, aun que prometa un programa de visas inédito, de empleo, esto no se demuestra con fuerza para centralizar todo el aparato represivo estatal mexicano para que no reprima los migrantes. Todavía, esa ambigüedad favorece brechas para al avance de la marcha centroamericana de Guatemala a México. Lo que rindió un nuevo twiter furioso de Trump.

Desafortunadamente, parece que la policía y las fuerzas armadas de México no consiguen impedir la caravana de ir a la frontera sur", twittó Trump después de que la policía mexicana no consiguiera contener a miles de personas que cruzaban el país en su propia frontera sur con Guatemala. (fuente)

Honduras

Hace mucho que EUA manipula a su favor las naciones latinoamericanas, las golpea económica y políticamente. Esto es lo que hace EUA ser rico y a la parte sur del continente pobre.

No es casualidad que la caravana de inmigrantes haya comenzado en Honduras, es decir en el primer país de Latinoamérica en ser golpeado por el actual ciclo de golpes inaugurado en la propia Honduras en el 2009 con el derrocamiento del entonces presidente liberal Zelaya que desde 2007 adoptaba las posiciones alineadas con el "socialismo del siglo XXI" inaugurado por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, tanto en los campos económico y social como en la política exterior ligada a la Alternativa Bolivariana para las Américas, lo que habría desagradado la clase dominante de su país, que siempre ha mantenido fuertes lazos con Estados Unidos. De acuerdo con el diario estadounidense The New York Times, mucho del apoyo a Zelaya venía de sindicatos, mientras que la mayoría en las clases media y la burguesía temían que él pretendiera introducir un "socialismo populista" a los moldes de Hugo Chávez en el país. En 2008, Zelaya fue criticado por la OEA por imponer a las emisoras de radio y televisión la obligatoriedad de transmitir programas del gobierno.

Según la revista británica The Economist, "la presidencia de Zelaya fue marcada por el aumento del crimen, de los escándalos de corrupción y del populismo económico". Así como Chávez, Zelaya tenía la intención de hacer una consulta pública para que los electores opinas sobre la realización de un referéndum para la convocatoria de una Asamblea Constituyente. La consulta popular fue rechazada por el Congreso, la Fiscalía General de Honduras y el Tribunal Electoral, además de haber sido considerada ilegal por la Corte Suprema. Desde entonces, un gobierno golpista respaldado por elecciones igualmente fraudulentas arrastran al país hacia una miseria cada vez mayor.

Guatemala

Así también en Guatemala desde el 2015 creció enormemente la injerencia del imperialista a través de un típico golpe de Estado con el uso de Lawfare (guerra jurídica) que derribó a Perez Molina, un presidente que nada tenía de izquierdista, sino que contrario al imperio con su propuesta a los presidentes centroamericanos en 2012 de despenalización de las drogas como parte de un plan de seguridad regional, entro en contradicción con la "guerra a las drogas" - que en realidad protege y fomenta al narcotráfico - impulsada por el imperialismo. (fuente)

La caída de Molina se alimentó mediante la investigación que fue impulsada por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), un órgano independiente creado con el apoyo de la ONU, que actúa en conjuntamente con la Fiscalía y que siempre constaría un fuerte respaldo en Washington. El golpe de Cigig en Guatemala sirvió de ensayo para la operación Lava Jato en Brasil, que ayudó a derribar al gobierno del PT, persiguió y prendió al ex presidente Lula.

Todo en un contexto donde el propio Trump busca eliminar el derecho a la ciudadanía estadounidense de los niños nacidos en EUA hijos de padres no ciudadanos e inmigrantes considerados no legales y después del espectáculo nazi-yanki de centenas de niños separados de sus padres y siendo torturados psicológicamente en campos de concentración infantiles en la frontera hace pocos meses.

Los Estados Unidos parasitan y arruinan a las naciones a las que Trump llama ahora "shithole countries" (países de mierda), pero la clase obrera y los oprimidos viene detrás de lo que les pertenecen históricamente.

La política racista de retirar el derecho a la ciudadanía a los hijos de inmigrantes nacidos en EUA juega el fin de obligarlos a acepar una mayor explotación, así como las medidas de militarización de las corrientes migratorias juegan el fin de que la inmigración hacia el territorio de los EUA sea regimentada y militarizada para garantizar mayor control y militarización de los trabajadores.

Como decíamos en su momento

Muchos indocumentados podrán ser expulsados, más aun así serán una minoría, la mayoría sea sometida a la superepxlotacion para quedar como esclavos o semiesclavos en los EUA. Lo mismo que viene pasando en Europa, redistribuyendo el material humano para la superexplotacion con un discurso xenófobo funcional para amedrentar a los refugiados proletarios. Trump quiere reindustrializar a los EUA para, aprovechándose de la desvalorización de la fuerza de trabajo, disputar con China la competencia por el menor valor de la producción. Es también en esto que consiste su slogan “Hacer AMERICA grande nuevamente”. Después del crecimiento exponencial de la miseria en los EUA con la crisis del 2008, Trump intentara colocar a los EUA de vuelta en la competencia mundial por el menor costo de la producción. Esa nueva política del imperio, retomando las inversiones en la producción sin abandonar la especulación, provocara una nueva depresión de los salarios en todo el mundo. (fuente)
Trump chantajea con la presión económica a los países de Guatemala, Honduras y El Salvador si los gobiernos de esos mismos países no contienen a la migración. Amenaza con eliminar toda ayuda estadunidense y aun imponer bloqueos como a Venezuela.

Las causas de la migración están en la pobreza producto de imperialista y en la cuestión de la "seguridad" originada en multinacionales lumpenes del delito como la mara Salvatrucha cuyo origen están en el propio imperialismo.

Es necesario la movilización de las organizaciones de los trabajadores de EUA y a lo largo del continente para defender a los migrantes contra la militarización de la crisis migratoria promovida por el imperialismo.

Reclamamos de los trabajadores norteamericanos que rompan con el nacionalismo xenofobo y se solidaricen con los trabajadores migrantes. Por igualad de derechos para todos los trabajadores sin importar su origen. Con eso se rompe la política de chantaje orientada a garantizar la superexplotacion a la que recurre la política migratoria del imperialismo.

Los migrantes son trabajadores, son parte de una clase internacional explotada por las grandes corporaciones multinacionales. En EUA, los trabajadores tienen los mismos intereses históricos que en Honduras, Guatemala, México y cualquier otro país del mundo, dejar de ser explotados. La burguesía que explota a todos desea convencerlos, por la boca de Trump y todos los otros voceros, que son enemigos, que los inmigrantes latinos o musulmanes son criminales y responsables por los males de los estadounidenses. Mentira. "¡Los migrantes no son criminales, son trabajadores internacionales!" que necesitan de solidaridad de sus hermanos explotados del corazón del monstruo para que se acabe toda explotación y opresión de clase.

Es el imperialismo el que tiene una deuda histórica con los pueblos que explota y oprime por siglos. Entrada segura y legal a los Estados Unidos para todos los inmigrantes con plenos derechos de ciudadanía a todos los inmigrantes. ¡Ninguno ser humano es ilegal! Abolición de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) y el desmantelamiento de la región fronteriza militarizada; Fin del proyecto del muro de la vergüenza de Trump; Liberación y desprocesamiento inmediato de todos los inmigrantes detenidos en los Estados Unidos; Por un plan de empleo, construcción de obras públicas, hogares, atención médica y educación gratuitas para los participantes de la caravana y todos los inmigrantes.